Iniciativa Global para la Educación

Niñas en una escuela primaria del JRS en Bunj, Sudán del Sur. (Paul Jeffrey / Misean Cara)
Niñas en una escuela primaria del JRS en Bunj, Sudán del Sur. (Paul Jeffrey / Misean Cara)

En 2015, se puso en marcha la Iniciativa Global para la Educación (GEI, por sus siglas en inglés), una ambiciosa campaña internacional que nos permitirá abrir las puertas de nuestros programas educativos a 250.000 refugiados cada año hasta 2020. 

Raised – $28,3 m

Objetivo – $35 m

Dona ahora

La educación es una intervención que salva vidas; sin embargo, entre las niñas y los niños refugiados, solo el 61 por ciento está matriculado en la escuela primaria, el 23 por ciento en la secundaria, y solo el uno por ciento entra en la educación superior. 

Arraigado en la tradición de la educación jesuita, el JRS está comprometido en un esfuerzo de cinco años conocido como Iniciativa Global para la Educación (GEI, por sus siglas en inglés) cuya finalidad es ampliar y fortalecer sus servicios educativos. En 2015, se puso en marcha la Iniciativa Global para la Educación, una ambiciosa campaña internacional que nos permitirá abrir las puertas de nuestros programas educativos a 250.000 refugiados cada año hasta 2020. Nuestros programas educativos cubren la enseñanza preescolar, primaria, secundaria y superior, así como la capacitación informal y complementaria, la formación en medios de vida, el desarrollo de habilidades y la preparación de docentes. 

Estamos determinados a garantizar que todas y todos tengan la oportunidad de una formación de calidad. Nuestros compromisos incluyen ampliar aquellas iniciativas que promueven el acceso y el bienestar educativo de las niñas en Malaui, el Chad y Afganistán, incorporando servicios de salud mental / psicosociales y promoviendo el aprendizaje social y emocional en sus programas educativos, a la vez que ampliamos la programación para ayudar a que los maestros obtengan sus titulaciones. 

Objetivos de la Iniciativa Global para la Educación (2015-2020)

  • Aumentar el número de beneficiarios de los programas de educación y medios de vida del JRS de 150.000 a 250.000
  • Centrarse en las personas más necesitadas, la formación de docentes, y una educación postsecundaria que ayude a la inserción laboral.
  • Recaudar 35 millones de dólares para implementar programas educativos.

 

Darle una banca en la escuela a un niño es el mejor regalo que le puedan hacer.
Papa Francisco

Tres áreas de trabajo:

  • Desarrollo docente: Inspirado en la tradición jesuita de la pedagogía ignaciana, el JRS enfatiza el papel del docente como un educador transformador que puede ofrecer mucho más que una enseñanza de calidad. Los maestros pueden crear entornos inclusivos en los que las niñas y los niños se sientan seguros para aprender, reflexionar sobre su experiencia y desarrollar su potencial.
  • Mejora del acceso a la educación secundaria, con un enfoque en las niñas: Las niñas y los niños desplazados están en desventaja: menos del 23% tiene acceso a la educación secundaria. De este grupo, ciertamente pequeño, menos del 30% son niñas. Consciente de esta brecha, el JRS ofrece programas enfocados a apoyar a las niñas a lo largo de la primaria y en su transición a la educación secundaria.
  • Educación profesional y postsecundaria: El JRS también ofrece programas que promueven objetivos educativos y profesionales a jóvenes y adultos. Entre estos hay cursos de idiomas y de formación en habilidades profesionales para generar medios de vida sostenibles.