Con Mis Propias Manos

Tras graduarse del curso de emprendimiento del JRS, Jeannette recibió un microcrédito sin intereses del JRS. Ahora dirige su propio negocio en Kampala, Uganda. (Denis Bosnic / Servicio Jesuita a Refugiados)
Tras graduarse del curso de emprendimiento del JRS, Jeannette recibió un microcrédito sin intereses del JRS. Ahora dirige su propio negocio en Kampala, Uganda. (Denis Bosnic / Servicio Jesuita a Refugiados)

Celebrando el Día Mundial del Refugiado

Los refugiados y otras personas desplazadas por la fuerza se merecen tener derecho a trabajar, a compartir su talento y a ganarse la vida. A través de nuestra labor de acompañar a los refugiados en todo el mundo, queremos darles la oportunidad de poder desarrollar su propio potencial y de contribuir a la sociedad. En este Día Mundial del Refugiado, homenajeamos a los refugiados que forjan su camino con sus propias manos.

Cada año, con motivo en el Día Mundial del Refugiado, las estadísticas nos siguen mostrando la gravedad de las crisis prolongadas y los conflictos causantes de que la cifra de personas desplazadas siga en aumento. Es un día en el que el desplazamiento global puede parecernos un desafío que supera nuestra capacidad de respuesta.

Sin embargo, también es un día en el que podemos homenajear a nuestros hermanos y hermanas desplazados. Un día en el que podemos reconocer su fuerza, resiliencia y talento, y hacerles saber que podrán reconstruir sus vidas. El JRS cree que los refugiados y las personas desplazadas merecen esta confianza, junto con su derecho a trabajar, a compartir su talento y a ganarse la vida. Mediante nuestra labor de acompañamiento a los refugiados de todo el mundo, queremos ofrecerles oportunidades que les permitan desarrollar su potencial y contribuir a la sociedad.

Por esta razón, lanzamos Pathfinder, un programa de becas para refugiados en dos países: Kenia y Malaui. A través de los estudios y la formación profesional, el apoyo para poner en marcha iniciativas, la orientación laboral y empresarial, tratamos de facilitar la autosuficiencia de los refugiados para que puedan convertirse en agentes de un cambio positivo y de la transformación social.

Creemos que podemos alcanzar soluciones más duraderas y sostenibles mejorando la autosuficiencia de los refugiados y mitigando la presión sobre los países anfitriones, dos prioridades clave del Pacto Mundial para los Refugiados con el que el JRS se ha comprometido.

Curso de barbero en el centro JRS FVDL en Bourj Hammoud, Líbano.
Curso de barbero en el centro JRS FVDL en Bourj Hammoud, Líbano. (Kristóf Hölvény / Servicio Jesuita a Refugiados)

¿Cómo puede usted apoyar a los refugiados para que construyan su camino?

  • Comparta sus historias: todos podemos compartir historias en nuestras cuentas de redes sociales para destacar los talentos y las aspiraciones de los refugiados.
  • Trabaje su red: juntos podemos hacer más. Anime a sus amigos a unirse o a aliarse con el JRS.
  • Haga un voluntariado local: el JRS está presente en más de 50 países en todo el mundo. Usted puede ponerse en contacto con alguna de nuestras oficinas locales o con cualquier otra organización cercana y que trabaje con los refugiados ofreciendo algo de su tiempo.
  • Done mensualmente: los compromisos sostenidos permiten al JRS caminar junto a los refugiados mientras construyen su camino hacia la autosuficiencia.