Chad: jóvenes refugiados superan obstáculos para acceder a la educación superior

21 October 2021

Un grupo de refugiados graduados en Ciencias de la Educación, beneficiarios del programa de becas DAFI en el Chad. (Servicio Jesuita a Refugiados)

En Chad, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) colabora con el ACNUR como parte del programa de becas DAFI (Iniciativa Académica Alemana Albert Einstein para Refugiados), que ofrece a los estudiantes refugiados y retornados cualificados la posibilidad de obtener un título universitario.

En el curso académico 2020-2021, 36 estudiantes refugiados de Sudán y de la República Centroafricana (RCA), entre ellos 12 chicas, obtuvieron su primer título de grado en universidades e institutos de Chad.

Algunos de los graduados en Ciencias de la Educación comparten su experiencia y sus sueños para el futuro.

Marcel

In Chad, the Jesuit Refugee Service (JRS) collaborates with UNHCR as part of the DAFI (Albert Einstein German Academic Refugee Initiative) scholarship programme, which offers qualified refugee and returnee students the possibility to earn an undergraduate degree.

La elección de matricularme en Ciencias de la Educación no fue casual. Desde que estaba en la escuela primaria me quedé impresionado por mis profesores, que me enseñaron bien; más aún cuando veo que el desarrollo de todos los países no puede darse sin la educación. Me gustaría ser profesor para ayudar a las generaciones más jóvenes.

El día que me seleccionaron [para la beca DAFI], me sentí muy feliz; todavía estaba en el instituto y pensaba que no iba a ir a la universidad.

Alfred

Elegí esta carrera para poder ayudar a los que vendrán después de mí porque me inspiraron mis profesores. También quiero ser administrador para resolver los problemas del sistema educativo de mi país.

El desarrollo de un país pasa por la educación y gracias a ella he llegado a ser lo que soy hoy.

Abraham

La guerra en la República Centroafricana me motivó a estudiar Ciencias de la Educación, ya que mis compatriotas no tenían acceso a la educación.

Dicen que la educación puede cambiar la vida de una persona. Puedes ayudar a la comunidad y a sus familias a superar la pobreza, como yo, que soy huérfano de padre y madre y que gracias a la educación no dependeré de nadie en el futuro. Recibir educación significa ser autónomos, ser independientes para hacerse cargo de uno mismo y también para ser útil para la sociedad.