Desplazamiento olvidado

Muchas situaciones de desplazamiento forzoso son descuidadas y olvidadas. Estas crisis afectan a personas que tienen vidas e historias como todos los demás. Debemos poner en el centro a los desplazados olvidados.

Cuando estalla una emergencia, los desplazados forzosos se encuentran en el centro de los debates internacionales.

Desgraciadamente, la atención mediática y política no dura mucho y pronto las historias de los refugiados se descuidan y sus voces se silencian. Aunque no aparezcan en los titulares, las personas afectadas por crisis como las de Siria, Afganistán, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Yemen o Venezuela, siguen estando en situaciones de necesidad.

No debemos olvidarlos. 

Conoce más sobre las situaciones de desplazamiento olvidadas

Haga clic en la imagen para obtener más información.

Al servicio de los refugiados olvidados en la ruta de los Balcanes

El JRS Croacia y el JRS Bosnia y Herzegovina unen sus fuerzas para servir a los refugiados que viajan por la ruta de los Balcanes.

«La educación nos llevará a la paz»: el sueño de un profesor en Tailandia

profesor en Tailandia

Refugiados sirios en el Líbano: una situación a largo plazo que necesita un apoyo sostenible

Refugiados sirios en Líbano

No debemos olvidar al pueblo de Afganistán

pueblo de Afganistán

Nuevas vidas, futuros inciertos: experiencias de los afganos desplazados

experiencias de afganos desplazados - silvia kaepelli

«Lejos de casa ¿Por cuánto tiempo más?» Ensayo fotográfico sobre el desplazamiento prolongado

Desplaziamento prolongado en Sudán del Sur

Situaciones olvidadas de desplazamiento: un ensayo fotográfico

Una generación olvidada: Los niños sirios sueñan con la educación en el Líbano

Niños sirios participan en actividades educativas en Balbaak, Líbano (Kristóf Hölvényi/JRS).

Supervivientes del genocidio yazidí (ezidi) en Irak

Ezidi woman

No cedamos a la tentación de desinteresarnos de los demás, especialmente de los más débiles; no nos acostumbremos a desviar la mirada, sino comprometámonos cada día concretamente para formar una comunidad compuesta de hermanos que se acogen recíprocamente y se preocupan los unos de los otros
Papa Francisco