Grupo cristiano: recomendaciones para que la UE acoja a los refugiados de Ucrania

23 marzo 2022

recomendaciones refugiados de Ucrania
Refugiados de Ucrania cruzan la frontera con Rumanía en Isaccea. (Marco Giarracca/ Servicio Jesuita a Refugiados)
Download this Resource

El JRS Europa, junto con otras ocho organizaciones cristianas que trabajan en temas de asilo e inmigración a nivel europeo, se congratula del amplio apoyo prestado por la Unión Europea, sus Estados miembros y los ciudadanos europeos a los refugiados de Ucrania. También hacemos recomendaciones para garantizar que la Directiva de Protección Temporal se aplique rápidamente y que los refugiados puedan acceder a sus derechos.

En particular, pedimos a la UE y a las autoridades estatales que

  • Garantizar que todas las personas necesitadas de protección que salgan de Ucrania puedan acogerse a esta protección, independientemente de su origen, color de piel, sexo, orientación, capacidad o estatus de residencia.
  • Aplicar la Directiva de Protección Temporal de forma amplia, generosa y armonizada en toda la UE;
  • Actuar de forma solidaria con los países vecinos de Ucrania, facilitando y apoyando la circulación de los refugiados por la UE y organizando su reubicación en caso necesario;
  • Apoyar las iniciativas de acogida voluntaria y de vivienda privada, fomentando al mismo tiempo el establecimiento de normas mínimas, la salvaguardia y el suministro oportuno de información por parte del Estado sobre el acceso a los derechos y al estatuto jurídico y sobre la transición a una vivienda permanente;
  • Aun reconociendo la dificultad de garantizar una cobertura mediática fiable en la frontera de Ucrania, las instituciones de la UE deben garantizar que se investigan y abordan las denuncias de discriminación contra personas de color o grupos minoritarios, como los gitanos, cuando intentan entrar en la UE;
  • Prestar especial atención a las necesidades de las personas más vulnerables, incluidos los niños (no acompañados), las mujeres, las víctimas de traumas, así como las víctimas de la trata de seres humanos, poniendo en marcha sólidos sistemas de apoyo especializados.
  • Garantizar el mantenimiento de la protección de otros grupos de refugiados y solicitantes de asilo, sin descuidarlos, discriminarlos o desviar recursos.

Lea las recomendaciones completas aquí.

 

Conoce más