40 años de acompañamiento: Danielle Vella

19 January 2021

La periodista Danielle Vella es la actual Directora de Reconciliación y Cohesión Social del JRS.

Danielle Vella, desde Malta, ha trabajado para el JRS durante más de 20 años. En la actualidad, como Directora de Reconciliación y Cohesión Social del JRS, dirige las labores de la organización para construir puentes, crear espacios de hospitalidad y acogida entre las comunidades refugiadas y anfitrionas, junto con los equipos del JRS en todo el mundo. También es la autora de Morir para vivir: historias de refugiados en su camino hacia la libertad.

Háblenos de su vida y de qué estaba pasando la primera vez que se implicó con el JRS.

Mi compromiso activo con el JRS empezó hace más de 20 años. Entonces, tenía veintitantos y trabajaba como periodista para un diario local. Conocía el JRS porque mi hermana trabajaba allí. Aparte, estudié en un colegio jesuita donde aprendí mucho sobre justicia social y sobre ser mujer para los demás, especialmente para las personas necesitadas.

Como periodista de ese diario local, solía hacer entrevistas tanto con refugiados que vivían en Malta con el JRS, así como con voluntarios que trataban de ayudar. Luego, surgió la vacante de responsable de comunicaciones en la Oficina Internacional del JRS en Roma. Me presenté, lo conseguí y el resto es historia. Eso fue hace 20 años, y todavía sigo comprometida con el JRS.

Háblenos de cómo es su vida hoy.

Sigo trabajando para el JRS. Estoy muy agradecida por esta oportunidad, especialmente porque el JRS realmente me ha permitido servir a la causa de los refugiados de diferentes maneras. Empecé a trabajar en comunicaciones, luego pasé a trabajar en la misión y la identidad del JRS. Más recientemente, en estos últimos siete años, me he centrado en la reconciliación y en cómo hacer que esta sea realmente una parte integral de nuestra misión. La parte clave de mi trabajo en todo esto ha sido poder encontrarme con refugiados, escuchar sus historias y compartirlas.

¿Cómo ha marcado la diferencia el JRS en su vida?

El JRS ha marcado una gran diferencia en mi vida en estos 20 años en los que he estado involucrada. Me siento realmente agradecida por la oportunidad de poder vivir mi vocación: servir a las personas marginadas. Ha sido una gran bendición para mí poder vivirla con una organización que realmente me ha permitido desarrollarme y crecer en diferentes roles. Las relaciones que he establecido a lo largo de los años con las personas que trabajan para el JRS y con los refugiados, que me han acompañado tanto como yo los acompañé, han sido una gran bendición.

¿Qué significa el acompañamiento para usted?

Para mí, el acompañamiento significa muchas cosas, pero por encima de todo, es algo que trata de aportar una medida de calidad y neutralidad en una relación, que tradicionalmente se ha visto como la que tienen un proveedor de servicios y un beneficiario. Significa estar realmente con alguien, no solo hacer por o para alguien. No es lo que hacemos, sino cómo lo hacemos y la calidad de nuestra presencia y relación.

Me gustaría destacar que me han acompañado tanto como yo he acompañado. Recuerdo una historia al respecto. Mi madre murió de cáncer. Yo la quería muchísimo. Falleció hace 14 años. Cuando le dieron el diagnóstico, yo estaba trabajando en Roma, Italia. Ese mismo día dejé mi trabajo y regresé a Malta para estar con ella mientras recibiera su tratamiento. No quería estar en ningún otro lugar. Esos meses fueron realmente difíciles porque yo diría que incluso amigos muy cercanos me estaban evitando. Creo que cuando sabes que alguien está pasando por una situación así, quizás no sabes qué decir. Te sientes incómoda.

Así lo sentía. En aquel tiempo también iba al centro de detención de inmigrantes como voluntaria. Allí había un joven congoleño llamado Bennie, abreviatura de Bienvenu, que significa bienvenido en francés. Cuando le visitaba, pensaba que era yo quien iba a animarlo. Él daba unas palmadas en la cama y me decía: “Ahora ven y siéntate a mi lado y háblame de tu mamá”. Realmente me sentía apoyada y acompañada por él en esos días. Eso es lo que describe realmente lo que creo que el acompañamiento significa para mí.

Lea más testimonios de nuestras contrapartes y compañeros aquí.