#Do1Thing

Volunteer teaching English
Junghee trabaja como voluntaria impartiendo clases de inglés en el JRS Arrupe Place en Parramatta, Auutralia (Denis Bosnic/Servicio Jesuita a Refugiados)

El Papa Francisco nos alienta a cada uno de nosotros a actuar para brindar esperanza a los refugiados. En el Servicio Jesuita para Refugiados, creemos que todos podemos hacer al menos una cosa (#Do1Thing) que contribuya a acoger, proteger, promover e integrar a los refugiados en sus comunidades.

Estamos escuchando las palabras «crisis de los refugiados» todo el tiempo, y la enorme magnitud de la situación actual – más de 68 millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares en busca de seguridad, de los que 25,4 millones tuvieron que huir de sus países – puede dejarnos con un sentimiento de impotencia y frustración. ¿Se puede hacer algo?

La crisis real, sin embargo, no es una «crisis de refugiados», sino una crisis de solidaridad, o lo que el Papa Francisco ha llamado «la globalización de la indiferencia». La respuesta que se necesita es tanto individual como colectiva: la solidaridad no es solo un ideal, sino algo que se expresa en acciones y pasos concretos que nos acercan a nuestros vecinos, en cualquier situación en la que se encuentren.

Inspírate

Con la campaña #Do1Thing, [Haz una cosa] el JRS mostra lo que algunas personas están haciendo para acoger, proteger, promover e integrar a los refugiados en sus comunidades. Se trata de personas corrientes, que hacen cosas tan simples como ofrecer su amistad o ayudar con una clase de idioma. No están involucrados en grandes y heroicos actos, ya que a menudo solo ofrecen una cosa, una forma de apoyo, un día a la semana. A menudo, simplemente #Do1Thing [Hacen una cosa].

Vea más historias

El Papa Francisco dice que si puedes llevar esperanza a una persona, “entonces habrá otro ‘tú’ y otro ‘ustedes’, que se convertirán en un ‘nosotros’… cuando hay un ‘nosotros’, allí empieza una revolución”.

Comparte tu propia historia #Do1Thing, para que otros sepan que no están actuando solos, sino que son parte de un movimiento, de una revolución de compasión y ternura.

Un solo individuo basta para que haya esperanza. Y ese individuo puedes ser tú.
Papa Francisco

¿Cual es esa cosa que tú puedes hacer?