RDC: El JRS acompaña a los desplazados por el desastre volcánico

27 May 2021

Erupción del Monte Nyiragongo en Goma. (Jesuit Refugee Service)
Erupción del Monte Nyiragongo en Goma. (Jesuit Refugee Service)

El Servicio Jesuita a Refugiados expresa su más sentido pésame a las personas, incluido nuestro personal, que se han visto afectadas o desplazadas por la enorme erupción del Monte Nyiragongo en la República Democrática del Congo este fin de semana.

La erupción causó un impacto significativo en las aldeas que rodean la montaña. Los daños a los edificios, las casas y los medios de subsistencia continúan en Goma y más allá, ya que las réplicas y los terremotos son constantes. Según el ACNUR, se teme que miles de personas se queden sin hogar a causa de los daños.

Después de la erupción, los programas del JRS en la zona se han detenido o interrumpido, pero todos los integrantes del equipo del JRS están a salvo y se han contabilizado. Actualmente, nuestros programas más afectados son los de educación primaria en Nyirangogo y los de formación profesional para los desplazados internos en las zonas de Minova y Mugunga.

Esperamos volver a las actividades normales y actualmente estamos trabajando con otras organizaciones humanitarias evaluando las necesidades de las personas a las que servimos, como el alojamiento, la higiene y el saneamiento, la educación, la salud mental y el apoyo psicosocial, y la reunificación de las familias separadas.

Jesse Muzalia Wayyebwa, integrante del equipo del JRS en Goma, que experimentó un importante trauma al intentar huir con su familia y los integrantes del equipo del JRS de las corrientes de lava, compartió su continuo apoyo al trabajo que realiza el JRS.

«Doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de formar parte del equipo del JRS en este difícil momento de mi vida, agradezco al JRS por estar ahí a mi lado y enseñarme una vez más que la solidaridad y la compasión por los más vulnerables es una de las cosas que mantiene viva la esperanza y ayuda a sobrevivir.

Hoy, estamos logrando emprender mecanismos que alivian las penas de todos los compañeros y sus familias para que el trabajo con los beneficiarios continúe con alegría, a pesar de la persistencia de los terremotos y de estar lejos de los que queremos.»

El compromiso del JRS sigue siendo con las personas desplazadas en la República Democrática del Congo, y seguiremos esforzándonos por acompañar, servir y defender su causa.