Bendiciones de Pascua: Esperanza, Paz y Nueva Vida

06 julio 2022

Los niños que huyen de la guerra en Ucrania participan en actividades de artesanía organizadas por el JRS Rumanía.

Aunque cada Cuaresma y Semana Santa son diferentes, este año serán especialmente memorables. Comenzamos el año con la esperanza de que Covid siguiera su curso, y de hecho, un nuevo aliento de vida normal está surgiendo lentamente.

Pero las buenas noticias de Covid se han visto ensombrecidas por la tristeza de Ucrania. Durante toda la Cuaresma, hemos visto imágenes de destrucción, ciudades y vidas maltratadas, personas que huyen en busca de refugio y seguridad.

Esta violencia no es nueva, la hemos visto antes en Siria, Etiopía, Myanmar y Afganistán, por nombrar sólo algunos. No olvidemos lo que está ocurriendo en otras partes del mundo, aunque nuestro corazón se rompa por lo que está ocurriendo en Ucrania.

Esta Pascua nos recuerda más que nunca la necesidad de abrir nuestros corazones a los demás, a la paz y al amor de Dios. Esta Pascua, Jesús nos invita una vez más a la esperanza, nos invita a ver las heridas de sus manos y pies como una invitación a ser transformados, a construir la paz y a encontrar una nueva vida.

Esta transformación es nuestra misión: la nueva vida que el JRS ofrece a aquellos a los que acompañamos puede transformar las heridas, el desamparo, el miedo que conlleva el desplazamiento forzoso.

Esta Pascua, trabajemos juntos para curar las heridas de la guerra y la división.

Que Dios traiga la paz a nuestros corazones y al mundo entero.