Afganistán: las clases a través de la radio mantienen viva la educación de las comunidades marginadas durante la pandemia

12 mayo 2020

Maestros del JRS imparten lecciones de inglés a través de la emisora de radio Herat-AVA.

«Con la propagación del coronavirus, ni podemos estudiar con nuestros maestros ni con nuestros compañeros de clase, solo tenemos los libros, y eso lo hace difícil», dice Halima, una estudiante de la universidad de Bamiyán, Afganistán.

Con más de 4.400 casos, la COVID-19 plantea un grave desafío en Afganistán, que aparte ya está luchando contra una pobreza profundamente arraigada, conflictos violentos y un precario sistema de salud. En un intento por introducir medios innovadores de educación durante el período de confinamiento, el Ministerio de Educación anunció el 20 de abril su decisión de poner en marcha y promover programas de educación a distancia.

Para complementar esta iniciativa, el pasado 6 de mayo el JRS comenzó a emitir lecciones de inglés (desde principiante hasta niveles intermedios), a través de la emisora de radio Herat-AVA. Durante estas transmisiones de 30 minutos, dos maestros del JRS imparten lecciones de inglés en un formato dialógico, dando el tiempo necesario a los estudiantes para que llamen y soliciten aclaraciones a través de sus teléfonos móviles.

Con este pequeño paso, el JRS espera que el aprendizaje del idioma inglés llegue al mayor número de niñas y niños posible.

“La clave está en que llega a los estudiantes más marginados, y no solo a las ciudades; y, especialmente, a alumnos que no pueden recorrer largas distancias o no pueden pagar los costes del viaje”, dice Sakina, maestra del JRS.

La clave está en que llega a los estudiantes más marginados, y no solo a las ciudades; y, especialmente, a alumnos que no pueden recorrer largas distancias o no pueden pagar los costes del viaje.
Sakina, maestra del JRS en Afganistán

Debido a la falta de electricidad, las personas que viven en regiones remotas y montañosas, como Bamiyán, tienen poco acceso a las redes de televisión, mientras que las transmisiones de radio son muy populares. El equipo del JRS en Bamiyán ya se está preparando para replicar muy pronto la transmisión del programa piloto de radio Herat.

“Me encanta que el JRS haya pensado en poner en marcha estas clases de inglés en la radio. Será una gran oportunidad y nos ayudará a seguir aprendiendo incluso durante este confinamiento de emergencia”, dice Halima.

La COVID-19 es una gran amenaza, que pone al descubierto la problemática de los estudiantes sin acceso a la formación en casa. El JRS espera que las transmisiones de radio llenen gran parte de la brecha que la pandemia ha creado.